X

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER

Sea el primero en conocer lo nuevo de Bauer.

    “Autorizo a Bauer & Co S.A.S para que utilice el correo que proporciono a continuación con el fin de mantenerme al día de sus novedades y remitirme información comercial.
    El titular del datos podrá darse de baja en cualquier momento haciendo click en el pie de página de nuestros correos. Para más información por favor visite nuestra Política de Protección y Tratamiento de Datos Personales

    ESMERALDAS

    Algunos historiadores estiman que las esmeraldas fueron minadas desde unos 3500 años antes de cristo por los egipcios. Estos fueron los mayores mineros de esta piedra hasta que los españoles la encontraron en Sur América, (en el terreno que hoy se denomina Colombia); el cual continúa siendo una fuente importante de esta piedra.

    Los incas las presentaban como ofrecimientos a los dioses. Celaban tanto este mineral que al llegar los españoles tuvieron que torturarlos para que revelaran la locación de las minas; eventualmente las encontrarían para su explotación.

    Existen muchas piedras de color verde como las turmalinas o peridoto, pero la esmeralda siempre ha sido el estándar de color para comparación.

    Por ejemplo, en Tailandia el icono religioso mas preciado es conocido como el ‘Buda de Esmeralda’, aun siendo este de Jadeíta y no de esmeralda.

    A esta piedra color verde como la vegetación se le asocia con la fertilidad. Simboliza esperanza, buena suerte, abundancia y dinero. Se dice también que tiene propiedades que generan serenidad y armonía a quien las lleva.

    Es una de las tres piedras naturales más deseadas en el mundo aun que son bastante frágiles debido a la cantidad de inclusiones que generalmente tienen. Por su deseables colores y rareza, estas logran tener el segundo precio mas alto de las tres.

    ¿Cómo se califican?

    Las esmeraldas tienen ciertas cualidad que las clasifican como piedras extraordinarias. De manera similar a los diamantes, una esmeralda debe ser estudiada bajo las las “4 C’s” : Color, Claridad, Corte y Peso por quilate; con la diferencia de que también se debe tener en cuenta cualquier tratamiento que haya tenido la piedra.

    Color

    El color de una esmeralda tiene que se predominantemente verde. Solo puede variar entre “verde fuertemente azulado” y “verde”.

    Este es el factor más determinante del valor de una piedra de color como la esmeralda. Suponiendo que todos los demás factores sean iguales, el color de una esmeralda va a ser lo que determina el valor de esta piedra ya que la más ligera variación puede influenciar significativamente el valor final.

    El color mas deseado se ubica entre el verde azulado y el verde, e idealmente con una saturación vivida y distribución uniforme del tono. 

    Las esmeraldas se consigue desde pocos puntos hasta cientos de quilates.

    Casi todas las esmeraldas tienen inclusiones que son fácilmente visibles al ojo sin necesidad de magnificación. Estas inclusiones son aceptadas y no se consideran negativas (en la mayoría de los casos). Una de las ventajas de estas inclusiones es que permite identificar las piedras sintéticas de las naturales. Incluso las esmeraldas de más alta calidad pueden tener inclusiones visibles sin magnificación.