X

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER

Sea el primero en conocer lo nuevo de Bauer.

    “Autorizo a Bauer & Co S.A.S para que utilice el correo que proporciono a continuación con el fin de mantenerme al día de sus novedades y remitirme información comercial.
    El titular del datos podrá darse de baja en cualquier momento haciendo click en el pie de página de nuestros correos. Para más información por favor visite nuestra Política de Protección y Tratamiento de Datos Personales

    ZAFIROS

    Históricamente el zafiro ha sido la piedra predilecta de reyes y religiosos, ya que se le atribuyen poderes que evocan tranquilidad, dinero y fortaleza. Su característico color azul, tonalidad profunda y dureza la han convertido en una de las más apetecidas en el grupo de las gemas. 

    Los zafiros más conocidos y valiosos son de Cachemira, Myanmar y Sri Lanka. Sin embargo, se encuentran en calidades más comerciales en Kanchanaburi, Thailandia y Australia.

    Hermano del rubí, el zafiro se encuentra en todos los colores del arcoíris, sin embargo, en su forma más pura estas piedras son de color transparente. El hierro y el aluminio son los elementos que le dan ese color azul tan característico, que para muchos tiene una simbología especial.  Incluso se ha considerado una piedra mítica ya que en regiones como Cachemira, de donde han salido los zafiros más precisos del mundo, rara vez se hacen nuevos hallazgos. 

    La palabra “zafiro”, hace alusión a un zafiro azul. Por lo cual para referirse a zafiros de otros colores se debe especificar. Por ejemplo: zafiro rosado, zafiro amarillo, zafiro transparente, etc. Además, es una piedra de alta dureza con un índice de 9 en la escala de Mohs (clasificación de 10 minerales según dureza, en donde uno es el menos duro y diez es más duro), justo debajo de los diamantes.

     A lo largo de la historia, joyas importantísimas han lucido zafiros. Es el caso de la Corona Imperial de India y la Corona Imperial de Estado Británico, una de las joyas más importantes de la corona británica, creada en 1838 para la coronación de la Reina Victoria.  

    Probablemente una de las joyas más famosas con zafiro fué el anillo que el príncipe Carlos, le dio a la princesa Diana como anillo de compromiso. El Monte “Lady Di” es zafiro ovalado de gran tamaño rodeado por muchos diamantes. Con este, el zafiro volvió a estar de moda y desde entonces tiene muchos fieles seguidores y amantes.

    Esta piedra se puede incluir en todo tipo de joya; desde coronas reales, hasta pequeños detalles en anillos, collares, broches, aretes, entre otros. Al ser una piedra resistente puede ser usada a diario sin problema.